page contents Belleza Hombres Integral : Cosmética | Estética | Lifestyle: COSMÉTICA HOMBRES : EDADES DE LA PIEL

COSMÉTICA HOMBRES : EDADES DE LA PIEL




COSMÉTICA HOMBRES : EDADES DE LA PIEL


La piel más joven muestra un aspecto terso, luminoso y suave. La renovación celular y la síntesis de proteínas de sostén de la dermis funcionan perfectamente y la piel muestra su mejor aspecto. El problema más habitual en la pubertad es el exceso de secreción grasa, y su peor consecuencia, la aparición de acné. La secreción sebácea se inicia en la pubertad y alcanza su máximo hacia los 18 años. La zona central del rostro (frente, nariz y barbilla) es la más afectada por la seborrea, ya que las glándulas sebáceas están más desarrolladas y son más numerosas. A partir de los 20 años la secreción grasa disminuye progresivamente, por lo que suelen ir desapareciendo los problemas de acné.

En la década entre los 30 y los 40 años, la piel empieza a manifestar los signos del proceso de envejecimiento que han empezado unos años antes y eran apenas perceptibles. En efecto, la renovación celular se ha ralentizado desde los 25 años y a este proceso biológico intrínseco se le suma la agresión del medio ambiente. La piel se muestra más apagada, menos turgente que en la década anterior. En la treintena aparecen las primeras arrugas de expresión (generalmente, en el contorno de los ojos) y las primeras manchas de hiperpigmentación en el rostro. La piel del rostro y cuerpo están menos hidratadas y algunas zonas (codos, rodillas y pies) muestran una sequedad progresiva y se tornan rugosas.

A partir de los 45 años el proceso de envejecimiento se acelera, en especial en las mujeres, debido a la disminución de los estrógenos. Las arrugas son más pronunciadas en el contorno de los ojos, frente y alrededor de la boca, al tiempo que el óvalo facial va perdiendo tonicidad y firmeza y muestra los primeros signos de flaccidez. Toda la piel se afina, muestra un tono apagado e irregular y la sequedad se acentúa.

Hacia los 60 años, la piel es mucho más seca que en la década anterior. También es más sensible y reactiva que en años anteriores debido al menor efecto barrera del manto hidrolipídico y a la menor actividad de sistema de defensa cutáneo. Las arrugas también afectan a las mejillas y algunas se han convertido en surcos. Las manchas cutáneas son más frecuentes en el rostro, el escote y los hombros y aparecen en el dorso de las manos. Toda la piel muestra un aspecto mate y es más fláccida y fina al tacto.

Los cambios que causa el envejecimiento intrínseco de la piel se ven agravados por factores como la exposición al sol, la contaminación, el tabaco, la mala calidad de vida, etc. En efecto, los factores externos son los responsables mayoritarios del envejecimiento cutáneo, y de todos ellos, la exposición solar es el factor más perjudicial. Se calcula que el 80% del envejecimiento cutáneo es atribuible a la exposición al sol.



Maximus For Men