page contents Belleza Hombres Integral : Cosmética | Estética | Lifestyle: LA GLÁNDULA SEBÁCEA

LA GLÁNDULA SEBÁCEA




Formada por los adipocitos. Inicialmente estas células son semejantes a las de los estratos de la epidermis pero posteriormente se llenan de lípidos y pierden el núcleo. Estos lípidos los vierten por el canal central e impregnan la vaina del folículo piloso al que está anexa cada glándula.
Estas glándulas están ausentes en las palmas de las manos y en la planta de los pies. Por el contrario, en el cuero cabelludo están presentes en gran número. Es un órgano secretor formado por un conjunto de lóbulos, irrigados por la trama vascular, que poseen una serie de conductos por los cuales circula el sebo. El conducto de cada lóbulo vierte el material lipídico sintetizado a un conducto mayor que desemboca casi siempre en la parte superior de un folículo piloso. El sebo secretado lubrica el pelo y el vello, e impide que la piel se deseque o se quiebre. Este sebo esta compuesto de forma minoritaria por colesterol y sus ésteres; se hallan en abundancia el escualeno y los ésteres céreos; mientras que son mayoritarios los triglicéridos, diglicéridos y ácidos grasos libres. Este sebo es más abundante en los varones que en las mujeres. Coincidiendo con la pubertad, los niveles se incrementan considerablemente, propiciando la aparición de comedones y acné en las zonas cutáneas de mayor densidad glandular. Estos niveles de secreción disminuyen durante el envejecimiento. La testosterona es el principal factor de la regulación del ritmo de secreción de las glándulas sebáceas. En realidad, la molécula activa es un metabolito de la testosterona, la dihidrotestosterona (DHT), que se forma en el tejido cutáneo por acción de una enzima denominada 5-α reductasa. El papel que pueden desempeñar otros factores hormonales es mucho menos claro.